domingo, 29 de mayo de 2011

No soy perfecta.

Mi pelo no siempre esta peinado, soy agobiante, infantil, torpe...
Me preocupo demasiado por lo que la gente pueda pensar de mi, sufro por tonterías, necesito a alguien que me comprenda siempre a mi lado, porqué sin esa persona me hundiría.
Amo la vida y vivo cada instante como si fuera el último, aun que muchas veces me arrepiente de los actos que cometo, hago sufrir, y me doy cuenta de que todo la vida es caerse, y volverse a levantar, una y otra vez.
Algunos no me comprenden, dicen que estoy loca, que digo cosas sin sentido. A la gente que opina eso de mi, les doy las gracias, porqué que hablen de mi me demuestra que estoy por encima de ellos, que soy lo suficientemente “importante” para que mi nombre salga de sus bocas.
Puede que hayan muchas cosas en mi vida que debería arreglar, mejorar, pero pienso en la gente que me rodea, la que a estado siempre a mi lado, a las que les gusto tal y como soy, que me quieren tal y como soy... Y puede, que a pesar de todo, que me guste ser imperfecta.

sábado, 28 de mayo de 2011

Vivo..

... En una casa de ladrillos que ningún lobo podrá derribar, soy auténtica, apasionada. Todo lo que hago lo hago sin pensar, y si te jode, pues bueno, a otra cosa mariposa. Amo la vida y todo lo que hay en ella. Nunca me oirás pedirle perdón a alguien si no pienso que se lo merezca de verdad. Odio esperar. Río como una loca, demasiado. Hago el ridículo constantemente y me importa tres pepinos. Canto y bailo, ya sea encerrada en mi habitación o en medio de la calle. Mucha gente a deseado no haberme conocido, pues alguna razón tendrán. Nunca me verás llorar por algo que no sea realmente importante, aun que suelo llorar por muchas tonterías. Lo más importante para mí es sonreír aun que esté pasando por el peor de los momentos posibles.

Empezando de cero.

Esperanzas, sueños, ilusiones, impresiones, memorias, desvelos, metas, retos... Todas retratadas por mí, otra de las miles de personas sin rumbo que hay en este mundo. ¿Llegaré a ser alguien? Lo dudo, y, sinceramente, no es mi intención llegar a ser alguien. ¿Para qué? Yo ya soy muy feliz viviendo en el anonimato. Lo único que necesito es un pequeño rincón en está gran red, donde contarle al mundo todo lo que pasa por mí mente.