viernes, 12 de agosto de 2011

Me estremezco al sentir tu recuerdo

Podríamos decir que he tenido muchos triunfos en mi vida. Pero por cada triunfo me auguraban 5 fracasos, no, mi vida no ha sido fácil.
Se me hace difícil recordar mi pasado, fui una niña que sufría por la discriminación de los de su alrededor, una niña frágil que lo único que podía hacer ante esa situación es llorar por todos los rincones, o no poder ocultar su dolor y gritar. Una niña incomprendida, demasiado pequeña para comprender.
Pero supongo que a todos nos llega nuestro momento. Pero.. Como os decía, algo peor me esperaba.
Conseguí hacerme un hueco en esta absurda sociedad, para después sufrir el abandono de alguno de ellos. "Malas compañías" Me decían unos. "Deberías buscarte algo mejor" Decían otros. Pero ya me hubiese a mi gustado ver a ellos en mi situación, ¿sería tan fácil seguir los consejos de los demás cuando por fin habías conseguido encajar?
Varias veces me replanteé recurrir al camino fácil, supongo que os podréis imaginar cual era. Pero esa cobardía que hay en mi interior me lo impedía.
Maduré. Tarde, pero lo hize. Dejé de arrastrarme detrás de quien no lo merecía, y conseguí hacer amistades por lo que era, no por lo que querían que fuese. Fui realmente feliz. No como otras veces en las que tu subconciente te hace creer que lo eres.
Pero... El gran cambio en mi vida llegó no hace ni un año. Esa persona que me hace sentir viva. Es como el solo de guitarra que hace que mi sangre fluya, o el escritor de más de mil sensaciones que jamás había sentido recorrer mi cuerpo. Y como os digo al principio, lo malo llegó, y aun se mantiene. Su ausencia me hace sentir insegura, incapaz de poder seguir adelante.
Ya nada realmente me llena. Ni los abrazos de la mujer que me trajo al mundo, de la mujer que ha ido mi ejemplo a seguir desde que empecé a tener consciencia. Y realmente, pierdo las esperanzas.
Pero he aprendido a ser fuerte a pesar de todas las putadas que me ha dado la vida. Recordar las personas que me hacen realmente feliz, que saben ver el significado a una simple de mis miradas o a una mueca. Ellos son los que me hacen seguir aquí.
Espero que algunas de mis experiencias os hagan ver realmente el lado bueno de la vida, que no todo es malo, como os empeñáis muchos en creer. Que algo bueno os espera allí fuera y no tenéis porqué encerraros en vuestro subconsciente. Vivid, disfrutad, que si no las olas del tiempo pasarán tan rápido que te encontrarás en un momento en el que ya sea demasiado tarde hacerlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario